Mujer y Mamá

Sueño del recién nacido

By  | 

El sueño del recién nacido

Conseguir que el bebé duerma plácidamente es una de las principales preocupaciones de las mamás primerizas.

En este post, te ofrecemos una serie de recomendaciones que te serán de gran ayuda.

Para favorecer el sueño de tu bebé, lo primero que tienes que decidir es dónde poner la cuna.

Recuerda que cada pareja tiene que sentirse libre para encontrar la mejor solución y no sentirse culpable si pone al niño a dormir en:

  • La habitación de los padres
  • La habitación del bebé
  • En la cama de los padres

Esto es decisión vuestra y deberíais estar de acuerdo.

La única regla que deberás seguir es la de no poner a dormir al bebé boca abajo, ya que esta posición determina una compresión del diafragma, impidiendo una correcta respiración e incrementando el riesgo de SMSL (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante).

La mejor posición es la supina (boca arriba), pero si tu hijo prefiere estar de lado, sólo tendrás que ponerle una toalla enrollada o un muñequito debajo de la barriga o colocarle el brazo sobre el que se apoya hacia delante, para evitar que se dé la vuelta.

domir-bien-0-3-meses

Cuando tomes todas estas precauciones, no olvides que tú también necesitas descansar.

Por lo tanto, intenta reposar cada vez que el niño duerma y, si tienes tarea que hacer, busca la ayuda de otras personas y no pienses que puedes hacerlo todo sola.

Y recuerda que el bebé necesita dormir bastantes horas al día.

También es importante que distinga el día de la noche, por lo que por el día no debes ni mantener silencio, ni apagar la luz.

En cambio por la noche debes brindarle un lugar tranquilo y oscuro.

Cuál es el mejor momento para dormir a un bebé

La experiencia de muchos padres, confirmada por numerosos estudios realizados en los laboratorios del sueño, demuestra que, en los niños, la hora más propicia para dormir se sitúa entre las 19 y las 21:30 horas.

Superado este momento, el pequeño tendrá mayores dificultades para dormir, por una razón muy sencilla:

Cuando se está cansado, las posibilidades son dos:

  • O se deja la actividad y uno se pone a dormir
  • O bien, el organismo reacciona produciendo un plus de adrenalina, la hormona necesaria para afrontar situaciones de emergencia.

En este supuesto, el pequeño está invadido por una gran energía y, antes de que se tranquilice y consiga dormirse, deberá pasar una hora, el tiempo necesario para eliminar la adrenalina puesta en circulación.

Precisamente por esta razón, los niños que, por la noche, se entretienen con juegos excitantes tienen más dificultades para dormir.

Cuántas horas debe dormir un bebé

– Entre la sexta y la octava semana, un recién nacido duerme unas 16 horas al días, distribuidas en seis o siete períodos.

– A partir del tercer o cuarto mes: el número de períodos de sueño disminuye, reduciéndose a cuatro o cinco y cerca de dos tercios del tiempo de sueño están concentrados en el período nocturno, más o menos de las ocho de la tarde a las seis de la mañana.

En este período, las probabilidades de que el pequeño llore durante la noche son muy elevadas.

– Después de los seis meses: hay probabilidades de que el niño pueda pasar la noche entera sin despertarse.

Muchos niños duermen 12 horas durante la noche.

Cómo dormir a un bebé que sólo quiere dormir  en brazos

descarga (14)

Muchos niños sólo quieren dormir en brazos, y algunos de ellos tocando a la mamá.

Y es que la etapa de consuelo físico, casi primitiva, que nace del contacto con el cuerpo de la mamá, es normal en el recién nacido y hasta el primer año de vida.

Por ello, es importante establecer rituales del sueño, que tienen un valor concreto y fundamental para la buena marcha del descanso del niño.

Más adelante, para favorecer una autonomía progresiva del niño, es importante que aprenda a mediar la presencia materna, cuando se duerme, a través de otros estímulos.

A veces también ocurre que el bebé sólo se duerme en el cochecito.

Es normal que el pequeño encuentre el movimiento familiar y tranquilizador.

Durante la gestación, dormía, mientras la mamá desarrollaba su dinámica vida habitual.

Al principio, nos podemos adaptar a esta necesidad, acunándole o paseándole un poquito.

Cuando crezca, se dará cuenta de que también puede dormirse estando quieto.

¿Y si se destapa?

Para evitar que el pequeño pase frío durante la noche, al destaparse con sus propios movimientos, lo ideal es utilizar un saquito de dormir.

saco-de-dormir-para-bebes-egg-baby-bites

Es una vestimenta que cubre gran parte del cuerpo, excepto los brazos, para que no se sienta aprisionado.

De esta forma, el pequeño duerme bien arropado toda la noche, evitando el riesgo de enredarse e incomodarse con las mantas y manteniendo su temperatura corporal óptima, de forma regular

Y tu bebé… ¿Duerme bien?

¡Descansa!

Deja tu comentario ;)

A %d blogueros les gusta esto: