Belleza

Preparar la piel para el verano

By  | 

Bien entrada la primavera, y especialmente en verano, aligeramos nuestras prendas de vestir y dejamos más piel a la vista, independientemente de que vayamos a la playa a tomar el sol, gran parte de nuestra piel está expuesta.

Seguramente ya te has acercado a la playa y probablemente una vez más no has preparado tu piel.

En este post te enseño cómo preparar la piel para el verano.

Preparar la piel para el verano

Empieza a exfoliar tu piel una vez a la semana, de esta manera eliminarás impurezas y células muertas y conseguirás un bronceado uniforme y duradero.

Una buena hidratación es fundamental para preparar tu piel y cuando hablo de buena hidratación no me refiero a un body milk o una apetecible crema con un olor exquisito, lo importante son los ingredientes, no te dejes engañar y consulta a tu centro de belleza de confianza.

Sí, se que tu crema facial contiene protección solar (4-15) pero no estás protegida. es fundamental usar una protección encima de tu crema de día, independientemente del color de tu piel te aconsejo:

  • Una con spf 30.
  • Con filtro físico y químico.
  • que proteja de UVA, UVB e inflarojos.
  • Repetir la aplicación cada 2 horas.

¿Por qué no hago distinción de una piel clara y una morena?

Porque una piel blanca es más propensa a manchas, quemaduras… pero aplicando este tipo de protector de esta forma, estará totalmente protegida y no cargará la piel de metales pesados que saturarán la piel obstruyendo el poro…

Mientras que una piel más morena es más propensa al fotoenvejecimiento, por lo que de igual modo debe protegerse y además de este modo conseguirá un bronceado más duradero.

La alimentación es también una buena forma de preparar la piel para el sol, así como para evitar el envejecimiento prematuro.

Es recomendable aumentar la cantidad de alimentos ricos en:

Betacarotenos

betacarotenos

Los Betacarotenos son pigmentos vegetales de color amarillo, naranja y verde.

Pertenecen al grupo de los caretonoides, un tipo de flavonoides.

Se encuentran principalmente en frutas y verduras.

Son precursores de la Vitamina A.

Son antioxidantes y previenen la aparición del cáncer.

Junto a la melanina, se colocan en las capas más externas de la piel y dan ese aspecto brillante y dorado.

Protege de los radicales libres.

Protegen la piel del envejecimiento prematuro y evitan la aparición de arrugas porque frena la degeneración de la piel, protegiendo el colágeno.

El alimento estrella de los betacarotenos es la zanahoria.

Licopeno 

licopeno

El licopeno es una sustancia química responsable de brindar el color rojo de las frutas y verduras.

Es soluble en grasas y pertenece a la familia de carotenoides como el β-caroteno.

La facilidad con la que se incorpora el licopeno en el organismo, es diferente según la forma en que sea consumido. Por ejemplo, cuando es ingerido con aceite se facilita su absorción. Las investigaciones confirman que la absorción intestinal del licopeno es mejor cuando este se calienta, debido a que el licopeno se absorbe mejor a través de las grasas y aceites por su liposolubilidad. Además, a temperaturas altas se rompen las paredes celulares del fruto, que son las que dificultan la absorción del licopeno.

El licopeno es un poderoso antioxidante que puede ayudar a proteger a las células para que no sufran daños.

Es una sustancia capaz de neutralizar la acción oxidante de los radicales libres, liberando electrones en la sangre que son captados por los radicales libres y evitan el daño en las moléculas y las membranas celulares.

El alimento estrella es la sandía y el tomate.

Antioxidantes

antioxidantes

Las sustancias antioxidantes incluyen: betacarotenos (zanahoria, mangos, calabaza, brócoli, batatas, calabacín…), luteína (vegetales de hojas verdes), licopeno (sandía, tomates…), selenio (cereales, pescado, pan…), vitamina A (leche, hígado, mantequilla y huevos), vitamina C (papaya, fresa, naranja, kiwi…) y Vitamina E (nueces, semillas, espinaca, col rizada…).

Nos protegen de los radicales libres.

Evitan el fotoenvejecimiento.

Lo mejor es que empieces a llevar una alimentación sana y hagas un poco de ejercicio con regularidad.

De esta manera puede que no notes la pérdida de peso de manera inmediata pero evitarás el temido efecto rebote.

Claves a la hora de hacer dieta:
  • Plantéate una meta (pérdida de kilos) realista, acorde a la situación de partida.
  • Conciénciate de que los nuevos hábitos no son temporales, por lo que no sufras evitando las cosas que te gustan, sino haciéndolo con moderación.
  • Ponte a dieta por iniciativa propia, no motivados por otras personas.
  • Acude a controles que harán que no te rindas tan fácilmente.
  • Continúa con el deporte cuando hayas bajado de peso.
  • Bebe muchaa agua.

Preparar tu pelo

El cabello es una de las partes del cuerpo que más agresiones sufre durante el verano.

El cloro de las piscinas, la sal del mar y los aires acondicionados lo vuelven seco y quebradizo.

La queratina es tu mejor aliado en esta época, además te recuerdo que existen tratamientos capilares con protección.

Debes hidratar y nutrir tu cabello más que nunca y es una buena época para acudir a tu salón de confianza y preparar tu cabello.

 

A %d blogueros les gusta esto: