Tailandia

NOVENO DÍA EN PHUKET

By  | 

Tras el desayuno ofrecido por el hotel, que aunque nada lujoso, me sentó genial después de llevar días sin desayunar “comida no asiática”, lo primero que hicimos fue ir al centro comercial para hacer algunas compras, antes de visitar las famosas islas

Nos llevamos una sorpresa cuando el taxista privado nos pidió 20€ (entre todos) por llevarnos a la excursión de las islas, cosa que no entiendo como no estaba incluido en el precio cuando el principal atractivo de Phuket es la excursión a las islas…

Contratamos un barco privado por 12,50€ por persona que nos llevaría a diferentes islas, eso sí olvídate de visitar Phi Phi y James Bond el mismo día pues están en direcciones contrarias y o vas a una o a otra…

Llegamos a la primera isla, Kao Ping Kan pero no era una isla como al menos yo imaginaba, con playa y desierta, era más bien un pueblo flotante aislado del mundo, donde el principal atractivo turístico es una mezquita musulmana, por la influencia islámica de la isla, donde destaca su bóveda y las columnas, además para acceder a ella es preciso pasar por un laberinto de tiendas que recuerda a ikea ya que es un recorrido obligatorio, a la entrada hay un enorme restaurante, pero como estas excursiones suelen ser temprano, no comimos allí.

Después fuimos a otra isla en la que tampoco pudimos bajarnos a pasear por la playa, primero porque estaba lloviendo y la marea estaba muy alta por lo que no había arena, y segundo porque para llegar a la isla, es necesario cambiar de embarcación y alquilar un kayak hinchable que nos costó 8€ más por persona, aunque creo que merece la pena ya que te ofrecen un paseo en kayak de unos 30 minutos y te adentras en el interior de la roca , que además es hueca y está llena de vegetación y está abierta al exterior.
Además en el interior puedes admirar las estalagmitas, estalactitas y la cantidad de murciélagos que habitan las cuevas. Al pasar por algunas de las cuevas teníamos que tumbarnos porque las formaciones rocosas eran tan bajas que sentados no podríamos pasar.
Personalmente no me arrepiento de haber pagado el plus por hacer esta ruta ya que los paisajes son preciosos.

Después fuimos a la famosa isla de James Bond que está situada en una de las bahías mas bonitas de Tailandia, la bahía de Phang Nga. Que tiene unas características formaciones rocosas rodeadas de verde vegetación que parece devorar la roca.que además de la famosa foto de la roca, incluye muchos rincones que ver por un bonito paseo.
Otra foto típica es la que se hace con el nombre de la isla escrita en unas maderas.
En esta isla también hay puestos de souvenirs pero…tampoco es gratis, hay que pagar otros 8€ para entrar.
No vayas si lo que quieres es tumbarte a pasar el día en la playa pues hay tantos barcos y turistas que te será imposible.
Es un lugar ideal para admirar el paisaje, tomar unas bonitas fotos y disfrutar del color del mar y de la temperatura del agua!!

Después quedaban un par de islas más por visitar pero debido al mal tiempo no pudimos continuar con la excursión aunque no se nos devolvió dinero ni mucho menos.
Llevábamos el instrumental necesario y recién adquirido para hacer Snorkel pero…tampoco pudo ser pues el agua no estaba como esperábamos encontrarla con ese color tan bonito de las fotos de postal del lugar.

En fin…tuvimos mala suerte y el tiempo no acompañó pero eso, no era culpa de la isla, aunque es frecuente que pase sobre todo en determinados meses…

Comimos como es típico de la isla pescado y marisco en un restaurante en el centro que fué algo más caro que en el resto de lugares, pero mucho más barato que en España.

Y como no podíamos aprovechar la piscina del hotel o ir al centro a caminar por sus calles volvimos al centro comercial, de nuevo por el tiempo que no nos dió ni un poco de margen aunque si el tiempo está bien recomiendo mejor pasar la noche en Patong.

Cogimos un vuelo a Bangkok a última hora de la noche, vuelo de 1 hora, donde nos recogió “Paquito” en el aeropuerto, que nos llevó al hotel 14 living por 22,50€ la noche .

Cogimos 3 noche pues estábamos deseando asentarnos unos días ya que cada día debido al itinerario y para aprovecharlo mejor habíamos estado de hotel en hotel.
El hotel es bonito, está limpio y es las habitaciones son muy grande aunque está lejos del centro y no lo recomiendo si no tenéis taxista privado ya que os costará más tiempo y dinero moveros hacia los principales puntos de interés.
En el precio no está incluido el desayuno
Hay una lavandería en el hotel pero nose si por mala suerte o era una excusa, no conseguimos lavar la ropa pues la lavandería siempre abría mañana…

Deja tu comentario ;)

A %d blogueros les gusta esto: