Mujer y Mamá

La visita ginecológica de la cuarentena

By  | 

La visita ginecológica de la cuarentena

Unos cuarenta días después del parto, los loquios (pérdidas de sangre) ya han cesado, y el útero ha recuperado su tamaño.
Es el momento de programar la visita ginecológica y una citología.

El ginecólogo que ha controlado a la mujer durante el embarazo conoce sus condiciones de salud y está informado sobre los posibles problemas surgidos durante la gestación. Por eso, es importante que también controle a la reciente mamá después de dar a luz, una vez finalizada la cuarentena (40 días después del parto).

revisionposparto-p

¿Qué controla el ginecólogo en la visita de la cuarentena?

– El estado de salud general de la mamá. En la exploración vaginal, el ginecólogo o la matrona comprueban los posibles rasgados o el estado de la episiotomía, si es el caso.

Asimismo, comprueba que las heridas estén cicatrizando bien, que no haya infecciones y que los puntos de sutura se hayan reabsorbido.

En caso de cesárea, también examina cicatriz del abdomen.

 – Palpando el abdomen, el médico también comprueba que el útero haya recuperado el tamaño. Una delicada palpación del pecho, que, en caso de lactancia, está sensible y congestionado, sirve para excluir la presencia de endurecimientos y nódulos. Es un examen sencillo, pero importante, que es conveniente realizarse periódicamente, también durante el embarazo y la lactancia.

– Por último, se aconseja a las mamás recientes que se efectúen un análisis de sangre, con el fin de comprobar un posible estado de anemia, bastante frecuente en las mujeres que han dado a luz recientemente. En caso de que así sea, el ginecólogo prescribirá a la mujer un complemento de hierro.

 

Deja tu comentario ;)

A %d blogueros les gusta esto: