Belleza

Cosas que habar antes del matrimonio

By  | 

Cosas que hablar antes del matrimonio

Antes de dar el gran paso, deberíamos conversar sobre todos aquellos aspectos que van a influir en vuestra vida en común.
Cuanto más claro esté todo, menos sorpresas indeseables.

Si has llegado hasta aquí es muy probable que estáis inmersos en los preparativos de la boda, pero antes de seguir pensando en los detalles, tenéis que hablar de otras cuestiones más importantes.

Aunque pienses que ya os lo habéis dicho todo y que no hay secretos entre vosotros… antes de la ceremonia es importante que pongáis sobre la mesa esos temas, que pueden ser en el futuro fuente de una (pequeña) discusión.

No se trata de que hagáis una reunión especial para hablar de ellos, pero si que los saquéis en el momento propicio, para evitar un malentendido o una confusión sobre aspectos importantes sobre vuestra vida en común.

No importa cuál de los dos tome la iniciativa, con tal de que uno la tome.

descarga (17)

Los temas que debemos volver a repasar son:

Aumentar (o no) la familia

Seguro que cada uno conoce lo que piensa el otro sobre tener o no tener hijos, pero de todas formas deberíamos hablar tranquilamente al respecto.

Creéis que lo habéis hablado todo pero… es muy probable que sólo hayáis fantaseado sobre el tema (quiero un hijo, se llamará como yo…)pero ¿Qué ocurre si se dan problemas y no podéis tener hijos? ¿Lo habéis hablado?

Puede que por otra parte os parezca que es demasiado pronto para hablar del tema, pero lo cierto es que cuanto más sepáis sobre la postura y los sentimientos del otro, menos problemas tendréis más adelante.

Sed sinceros y hablad sobre todo aquello que os preocupa en relación a este tema.

También es importante que en el caso de que alguno de los dos tenga hijos, establezcáis cómo os va afectar en vuestra convivencia y el tipo de relación que vais a tener con ellos.

Deberíais abordar el tema de los nombres, la educación, la religión, las preferencias…

Cuestiones monetarias

No hay una fórmula ideal sino que cada pareja tiene la suya.

Pero sí es muy importante determinar cuál será la vuestra.

Puede que no quieras abordar el tema por parecer interesado, pretensioso…pero es una parte importante en la pareja y de alguna u otra manera deberíais hablarlo antes de casaros.

Puedes conversar sobre ahorrar, tener una cuenta en común, quién se hará cargo de tal o cual gasto…

pare

Costumbres y valores

En este apartado discutiremos sobre cosas insignificantes, como dónde pasar cada fiesta de las Navidades; hasta otras más relevantes, como los valores.

También es importante hablar sobre la religión, para saber cómo os enfrentáis cada uno a la fe.

Hablar de todo ello, os facilitará el día a día, evitando obstáculos predecibles.

La familia

Cada uno vive y disfruta de su familia de una forma diferente.

Hay personas que cuentan con sus padres o hermanos en su día a día y van a comprar juntos o comen todos los fines de semana juntos; mientras que otras tienen un trato menos cercano.

Buscad el equilibrio y pensad que os casáis el uno con el otro: no veáis a la familia del otro como un lastre sino como un apoyo.

A partir de la boda, formareis vuestra propia familia, como así lo otorga el libro de familia que recibireis, pero eso no quiere decir que abandonemos la familia a la que pertenecemos, quien nos inculcó los valores que tenemos y quienes nos han hecho ser quien somos hoy en día.

pareja_hablando

 Aspectos del otro

Quererse no está reñido con tener defectos.

Antes de dar el gran paso, hablad sobre esas cosas (grandes o pequeñas) queos molestan de vuestra pareja.

Nadie es perfecto y a las personas hay que quererlas como son, pero también es cierto que hay cuestiones o formas de actuar que pueden cambiarse o mejorarse.

Si eres de las que siempre se levanta de mal humor, adviértelo, así sabrá que hasta que te tomes el café es mejor no preguntarte nada.

Es bueno exponer lo que nos molesta y mejor aún aceptar lo que le molesta a la otra persona.

Piensa qué puedes hacer por mejorar lo que te piden y trata de no hacer crítica de lo que a ti te molesta.

Lo mejor para llegar a un consenso es el diálogo.

¿Mascotas?

Parece poco relevante, pero muchas veces el tema de los animales puede acarrearte más de un disgusto.

Si tienes una y piensas llevártela cuando os caséis, díselo con tiempo, para ver qué le parece la idea.

Y si no la tienes, pero siempre quisiste una, háblalo.

No es necesario que una alergia o una fobia se cuele en vuestro matrimonio.

Recuerda que ambos tenéis que ceder y ambos tenéis que estar de acuerdo.

¿Vivir lejos de casa?

A lo mejor no es necesario, pero muchas veces por motivos profesionales, tenéis que cambiar de ciudad o de país.

Aunque se trate de una hipótesis, es importante que contempléis esta posibilidad para en el caso de que llegue a producirse, no os coja desprevenidos.

Cuanto más flexibles seáis mucho mejor pues nunca se sabe quién es el que querrá o tendrá que dar este paso y quién tendrá o no que decidir seguir a la otra persona con todo lo que eso conlleva.

Tareas del hogar

Tampoco es que os pongáis un listado antes de empezar a vivir juntos, pero sí que habléis de vuestros horarios laborales, actividades diarias, deportes que practiquéis, etc.

Así, os organizaréis mejor y ninguno tendrá que renunciar a nada.

También es práctico que cada uno se encargue de aquello que menos pereza le da o que mejor hace.

Young Couple Eating Breakfast In Kitchen Together

Por último te aconsejo abordar estos temas poco a poco, en un entorno agradable y asegurándote de que pueden prestarte atención ya que de otro modo de poco servirá.

Deja tu comentario ;)

A %d blogueros les gusta esto: