Belleza

Colorete

By  | 

6º) Aplica un poco de rubor. El paso final para un buen resultado es agregar rubor a las mejillas. Con una brocha grande, de pelo natural preferiblemente cejada, aplica el colorete en las mejillas desde la zona media del ojo hasta la mitad de la oreja (en esa dirección)

Es importante aplicar el colorete con buena luz, para descartar resultados indeseables

No te pases, es necesario golpear la brocha tras tomar el colorete para eliminar el excedente, ya que es mejor tener que repetirlo aplicando una segunda capa que modelar un exceso. No soples, lo único que conseguirás así es que la brocha se estropee.

Si te pasas la solución es aplicar polvos translúcidos que además te ayudarán a fijarlos

Un truquito es aplicar un colorete más rosado en la parte más protuberante del pómulo para dar un aspecto de salud y en éste caso (no en el otro), hazlo con movimientos circulares

Además de múltiples colores existen diferentes opciones en cuanto a la textura:

-Polvo: El más usado ideal para pieles mixtas o grasas, es cómodo y fácil de aplicar y permite modular la intensidad aunque tiene menos fijación.

-En crema o mouse: Ideal para pieles secas, aunque requiere de más habilidad.

-Fluidos Tiñen la piel con un rubor natural y muy duradero, van bien a todas las pieles pero es bastante complicado de aplicar y de modular el color.

Y para gustos los colores, pero no todo vale, no te dejes llevar por el color que te gusta, sino por el que realzará tu maquillaje intentando usar un colorete en la misma gama que tu barra de labios (ej: es un error usar una barra de labios naranja con un colorete rosa).

A grandes rasgos, a las personas de tez blanca le sentarán mejor los tonos rosados, rojizos o melocotón, mientras que a las personas de tez oscura les favorecerán más los tonos tierra.

A %d blogueros les gusta esto: